¡Hola! Hemos decidido usar páginas individuales para comunicar la información más importante, así que puedes ayudarte para encontrar la información que necesites navegando en la parte alta de la pantalla.
Aquí encontrarás información acerca de nuestro sistema de voluntariado, de nuestros proyectos sociales, de la forma en que puedes hacer donaciones e, incluso, alguna información turística acerca de Huanchaco, dónde hospedarte, qué visitar, los mejores lugares para comer…
Nos importa todo de Huanchaco. ¡Y esperamos que vengas a visitarnos!

Acerca del voluntariado
¿Quieres venir al Perú y ser voluntario? Aquí, algunas cosas que deberías saber antes de embarcarte en nuestra aventura.
El Perú es un país hermoso pero lleno de retos. Tiene, como todo lugar, una cultura propia a la que te debes acostumbrar, por lo que necesitas personas que te quieran guiar en esta experiencia, en cada paso del camino. Y, aunque existen muchas organizaciones trabajando ya en Huanchaco y nosotros somos una de las más recientes, aquí te damos algunas razones por los que quizá te decidas a trabajar con nosotros:
No cobramos ninguna cuota especial por venir a trabajar con nosotros. Creemos que si estás dispuesto a pagar tus vuelos, tus gastos de vida y darnos tu tiempo, tenemos suficiente.
Tenemos hospedaje disponible, trabajo como una comunidad y no demasiadas reglas… eres adulto  y sabemos que sabes comportarte como tal. Nuestro hospedaje es, además, bastante más barato  que los hostales de Huanchaco, ya que dividimos los costos entre todos.
Te capacitamos gratuitamente. Nadie va al trabajo de campo sin antes haber tenido dos semanas de orientación.
Dos semanas de intensivo aprendizaje de Castellano, sin costo. No podrás ayudar sin conocer nuestro idioma. Y si desearas aprender más, conocemos buenos instructores que realizan descuentos a nuestros voluntarios.
Puedes usar tu experiencia como material para una investigación universitaria. Te otorgaremos documentación y una evaluación de tu desempeño con nosotros.
Somos voluntarios y trabajamos para el desarrollo. Amamos el pueblo de Huanchaco, pero no somos” voluntaristas”. Éste es un trabajo serio, cada voluntario firma un contrato y tiene claras las condiciones de trabajo antes de comenzar, para determinar si están de acuerdo a sus expectativas.
Amamos lo que hacemos y nos entusiasmamos al respecto. El optimismo, la creatividad para solucionar problemas, la comunicación abierta  y la unión del grupo es fundamental para mantener el equilibrio cuando se está trabajando en el extranjero.
Conocemos y amamos Huanchaco, y te ayudaremos a entenderlo y a amarlo también.
Si sigues interesado en ayudarnos y quisieras conocer más al respecto, llena la hoja de voluntariado. ¡Esperamos pronto saber de ti!

LaCasaCorazón

Nos importa todo de Huanchaco:
Educación.
Nutrición.
Apoyo a los padres.
Orientación vocacional.
Promoción de artesanías y ventas.
¡Huanchaco! ¡Huanchaco! Es lo primero que oye un visitante al dirigirse al principal balneario de Trujillo.
“¡Huanchaco! ¡Huanchaco!”, gritan los cobradores de combi al llevar o recoger pasajeros, al acelerar raudamente por los 15 kilómetros que separan al pueblo de Trujillo.
“¡Huanchaco! ¡Huanchaco!” dicen los veraneantes, los pescadores de la zona, los que viven del turismo, incluso los pobladores más necesitados que viven en las cercanías.
¿Pero qué es Huanchaco? ¿Una caleta de pescadores que duerme entre las nieblas del invierno? ¿Una próspera ciudad turística? ¿La playa que todos visitan en verano?
Huanchaco es todo esto y, además, el lugar donde muchas personas luchan diariamente por sobrevivir.
La población de Huanchaco es pequeña pero diversa: pescadores y dueños de tiendas, familias de clase media que se desplazan diariamente a Trujillo por trabajo, hosteleros y turistas, voluntarios y extranjeros que residen ya por mucho tiempo. Y, también, las personas que viven en las cercanías, en las colinas que rodean el balneario propiamente dicho. La mayor parte de ellos son trabajadores de servicios o, muchas veces, niños sin hogar o padres que los protejan.
Nuestra meta es apoyar los proyectos que hayan sido comenzados por los mismos pobladores para ellos, mediante voluntarios, donaciones, capacitaciones y trabajo duro. Trabajamos con pequeños proyectos sociales que ellos mismos hayan emprendido o deseen comenzar para promover el crecimiento y el bienestar social de su comunidad… ¡Ven a ver nuestros proyectos! ¡Únete a nosotros aquí o desde tu hogar! – Sé un voluntario con nosotros y vive en nuestra casa del corazón o dona mediante paypal para hacer mejores vidas.

Amamos nuestra casa de voluntariado: tenemos cinco dormitorios, cinco duchas (una caliente) y un gran espacio para vivir sencillamente, trabajar duro y reír mucho.

Más acerca del Voluntariado.
Buscamos voluntarios que puedan compartir un año con nosotros. Alguien para trabajar con Sarita en nuestro “cuartel general” y apoyar en el día a día de LaCasaCorazón.
Alguien que tenga tiempo libre por un año o alguien ya graduado con interés en el Castellano, desarrollo de los niños o educación para adultos.
Podrás alojarte en nuestra casa de Voluntarios si así lo decides, compartiendo el pago de la renta con nosotros, normalmente entre tres personas, lo que costaría $ 140 al mes, lo que incluye las cuentas de luz, agua e internet.
Buscamos a alguien que esté deseando otro tipo de experiencia, la experiencia de introducirse totalmente en otra cultura. Alguien que crea que las personas a las que ayudamos tienen habilidades y virtudes, inteligencia y visión. Estamos formando algo nuevo y creciendo con ello.
Debes tener buenas habilidades de comunicación, gusto por trabajar en grupos diversos y una mente abierta acerca de cómo las cosas crecen orgánicamente.
Si esto te suena bien, déjanos un comentario en esta página o escríbenos a sarita.reiki@gmail.com